A pocos días de finalizar el año 2022, en Easyfish nos gusta compartir el balance que hacemos del con nuestros clientes y contactos.

Este año era un año extraño, puesto que veníamos de dos años muy complejos, con circunstancias fuera de lo habitual, con unas variaciones en los flujos de compra muy adulterados por las causas externas del sector, sobre todo la crisis de las energías y el precio de los fletes.

El mercado en general ha tenido una reacción de prudencia, debido a la incertidumbre, pero también debido a la acumulación de estocs de ciertos productos por parte de los grandes distribuidores.

La crisis inflacionaria que ha azotado la mayoría de los países ha tenido una repercusión directa en el consumo, y en muchas ocasiones la venta de pescado se ha balanceado hacia un incremento del consumo de proteína más asequible, como es el caso del pollo.

Por otro lado los grandes compradores, sobre todo de países como Estados Unidos, han decidido durante este 2022 ajustar sus volúmenes de compra, motivo por el cual hemos tenido más disponibilidad para otros mercados importantes.

A todo ello los mercados productores han reaccionado con una tendencia bajista de precios, llegando a cifras que no habíamos previsto.

Dicha tendencia, junto con el ajuste a la baja de los precios de los fletes han reactivado, sobre todo durante la segunda mitad del año, una venta que venía sufriendo una caída desde 2020.

Las programaciones de compra de Navidad y, sobre todo, de Cuaresma, se han podido realizar sin problema de disponibilidad e, igual de importante, con unos precios muy competitivos, como hacía tiempo que no se veían por estas fechas.

Desde Easyfish hemos hecho un esfuerzo comercial para poder, aprovechando esta disponibilidad de producto sin precedentes, abrir nuevos mercados y ofrecer a nuestros clientes y potenciales un producto muy competitivo.

De cara a 2023 se prevé un año mucho más estable.

En base a nuestros conocimientos esperamos que, una vez pasado el año nuevo chino, la disponibilidad de producto se óptima, y que los engranajes del ciclo de compra recuperen cifras previas a la pandemia.

Con disponibilidad de producto y un entorno logístico más estabilizado por la bajada de los fletes, debemos prepararnos para un arranque de 2023 que, sin ninguna duda, nos llevará a seguir dando el máximo de nosotros para estar a la altura de las necesidades.

Como siempre, en Easyfish estamos listos y preparados para el reto que supondrá este 2023 que deseamos sea un buen año para todos.

Comparte el artículo

Easyfish en Vietnam
Los retos de 2023

BLOG

Easyfish Group

  • Se aproxima una de las fechas más deseadas por Easyfish. Durante los días 23, 24 y 25 de abril estaremos presentes en la Barcelona Global [...]

    5 de marzo de 2024

  • Año Nuevo Chino

    En Easyfish celebramos el año Nuevo Chino ya que gran parte de nuestros proveedores y personas a las que conocemos viven en gran parte de [...]