En nuestro último post hablamos sobre nuestro protocolo de inspección del producto; y, enmarcado en nuestro compromiso con la transparencia, esta vez os queremos compartir nuestro protocolo de inspección de carga.

Este segundo paso de control de calidad revisa y verifica nuevamente el producto mediante una inspección ocular de cajas, que se abren de forma aleatoria. El inspector está presente en este último chequeo para supervisar el protocolo –desde el inicio y hasta que se cierra la carga y se sella el contenedor–.

Así pues, y similar al otro protocolo, se determina una fecha y hora de carga, y el profesional y la planta se coordinan para el proceso de inspección:

  1. En primer lugar, se chequea la temperatura de la cámara frigorífica así como la temperatura del producto dentro de las cajas y bolsas.
  2. También se chequea el estado y limpieza del contenedor, tanto exterior como interior, así como la temperatura del mismo.
  3. A continuación, se examinan los diseños de cajas y bolsas, y la información que muestran.
  4. Se abren cajas aleatoriamente y se realiza una inspección ocular, comprobando que se mantienen las especificaciones observadas durante la inspección de producto.
  5. También se comprueba el peso del producto para verificar que sea el correcto.
  6. En este paso, todas las cajas son marcadas con “QC” en el exterior.
  7. Se cuentan el número de filas y su altura para determinar el número exacto de cajas cargadas en el contenedor.
  8. Finalmente, se colocan un mínimo de dos dataloggers, unos termómetros digitales que registran la temperatura durante todo el tránsito del contenedor, y que el cliente recupera en la descarga. De esta manera, se controla que la temperatura ha sido la correcta y el producto llega en óptimas condiciones.

Al igual que en la inspección de producto, el inspector determina si todo es correcto y, por tanto, si la carga está bien o si es necesario aplicar medidas correctivas. Además, para seguridad del cliente, todo el proceso es documentado con fotos y vídeos.

Con todos los datos recogidos, se realiza un informe que tendrá que ser analizado y aprobado por nuestro Departamento de Calidad, el órgano responsable de dar el visto bueno final a la carga. Si así se da, el contenedor es cerrado y sellado; y, a continuación, se comparte el reporte de la carga con el cliente o clientes. Y es que para EASYFISH es determinante que los compradores estén seguros y confiados sobre el producto que recibirán.

Las inspecciones requieren de tiempo, inversión y trabajo. No obstante, forman parte de nuestros valores como empresa, por lo que creemos firmemente en su necesidad, ya que garantizan el mejor servicio para nuestros clientes.

Comparte el artículo

El protocolo de inspección del producto: necesario para la calidad
Posible reapertura producción zona Dalian

BLOG

Easyfish Group

  • BARCELONA GLOBAL SEAFOOD MARKET 2024

    El pasado mes de Abril se celebró la Barcelona Global Seafood Marketplace 2024. Durante los días 23,24 y 25 disfrutamos de la mayor feria del [...]

    20 de mayo de 2024

  • Se aproxima una de las fechas más deseadas por Easyfish. Durante los días 23, 24 y 25 de abril estaremos presentes en la Barcelona Global [...]

    5 de marzo de 2024