El 2022 ya ha llegado y viene cargado de nuevos proyectos. Después de casi dos años de pandemia, en los que nos hemos enfrentado a duros retos y con los cuales nos hemos reinventado, el nuevo año nos trae viejos y nuevos retos.

La problemática de los altos precios de los fletes marítimos continua, y todo apunta a que se mantendrán igual de altos, al menos, durante la primera mitad de año. En mayo o junio, no obstante, se prevé que comiencen a bajar –probablemente, de manera gradual–. Sumado a ello, nos tendremos que enfrentar a una inflación generalizada. Y es que, por ejemplo, los embarques de los últimos meses ya han estado arrastrando unos precios más altos que de costumbre. 

En el caso de China, aparte del precio de los fletes también ha habido cortes de luz obligados y un confinamiento general de la zona de Dalian –la principal ciudad productora de filetes–. Todo esto ha provocado una escasez de ciertos productos y, en consecuencia, unos precios muy altos en aquellos disponibles, que ahora llegan a sus puertos de destino. A partir de aquí tendremos que estudiar como asume el mercado esta inflación en los productos de pescado congelado.

En el caso de Vietnam nos encontramos con un escenario parecido, ya que el confinamiento que sufrió el país desde el verano provocó una disminución de su capacidad productiva. Además, también nos encontramos con una escasez de materias primas de talla pequeña y un aumento de precios por la alta demanda.

Con este análisis, podemos concluir que durante los primeros meses del año seguiremos arrastrando las problemáticas de 2021 sin avistar un futuro próximo que suavice la situación. Por todo ello, las empresas del sector pesquero debemos reinventarnos y adaptarnos a un entorno cada vez competitivo y a un consumidor más informado y exigente.

Desde Easyfish apostamos por superarnos año a año y seguir con nuestra exigencia de calidad.

Easyfish Group

Comparte el artículo

Nuestro repaso del 2021
Año Nuevo Chino: Este 2022 está dedicado al Tigre

BLOG

Easyfish Group