En esta receta, el pescado blanco se sumerge en una maravillosa mezcla de limón, ajo y ají. Luego, el pescado se recubre con una fina capa de harina y se sumerge en huevo batido antes de ser frito a la perfección, logrando un exterior crujiente y dorado. ¡Disfruta de este plato acompañado de unas refrescantes gotas de limón y una ensalada fresca!

Ingredientes:

  • Filete de basa
  • 1 cda de jugo de limón
  • 1 cda de ajo picado
  • 1 cda de ají
  • 1 taza de harina
  • 2 huevos
  • sal y pimienta al gusto

Preparación:

1.Añade a los filetes el jugo de limón, el ajo y el ají, asegurándote de que los ingredientes cubran uniformemente el pescado. Cubre el recipiente con papel film o tapa y colócalo en el refrigerador. Deja marinar durante un periodo de enfriamiento que varía de 15 a 30 minutos.

  1. En un tazón mediano, coloca la harina. En otro tazón mediano, bate los huevos junto con una cucharada de agua utilizando un tenedor hasta obtener una mezcla uniforme. Pasa cada trozo de pescado primero por la harina, sacudiendo el exceso. Luego, sumerge el pescado en la mezcla de huevo.
  2. Calienta aproximadamente 3 cm de aceite en una sartén grande y profunda a fuego medio-alto hasta que esté bien caliente. Agrega los trozos de pescado a la sartén y fríelos hasta que estén crujientes, dorados y completamente cocidos. Exprímeles unas gotas de limón para realzar su sabor y… ¡Listos para servir! Puedes acompañar este delicioso plato con una ensalada fresca o una ración de papas fritas.

Comparte el artículo