Mares y océanos son una gran fuente de recursos, y el pescado es una prueba de ello: de su carne obtenemos filetes, rodajas, porciones y otros cortes para la alimentación humana y, además, una multitud de usos para distintas industrias.

Las especies de escaso valor comercial y los subproductos que genera la industria alimentaria se pueden aprovechar para la fabricación de otros artículos. Algunos de ellos son:

  • Harina de pescado: Con un contenido proteico de 60-75% tiene una gran demanda por parte de los fabricantes de alimentación animal: Petfood y acuacultura. 
  • Aceite de pescado: Es una importante fuente de ácidos grasos Omega 3 y se utiliza en la elaboración de piensos, en productos farmacológicos, pinturas y resinas, y, también, en la alimentación humana: margarinas, pastelería o complementos dietéticos. 
  • Hidrolizados proteicos: Su demanda ha ido en aumento por su uso específico en la alimentación humana. Si bien es cierto que las proteínas lácteas y vegetales son las más empleadas por su mayor disponibilidad, la proteína de pescado también tiene su nicho en este mercado.
  • Colágeno: Es la proteína fibrosa y el componente principal de las capas intercelulares o tejidos conjuntivos. Se utiliza en cosmética como por ejemplo en apósitos para heridas, y como complemento alimenticio para la prevención y tratamiento de problemas osteoarticulares. El colágeno marino se extrae de la piel y las escamas del pescado. 
  • Gelatina: Esta proteína coloidal soluble en agua se obtiene por hidrólisis controlada del colágeno, por lo tanto, también procede de la piel y las escamas. Se utiliza como estabilizante y emulsionante en la industria alimentaria, como excipiente de encapsulación en la industria farmacéutica y, también, para la fabricación de películas fotográficas, películas gráficas y películas de rayos X. Además, puede servir de material soporte para la implantación de células madre.
  • Quitosano: Es un derivado de la quitina, que es un polisacárido de alta masa molecular. Se encuentra en el exoesqueleto de artrópodos como gambas, camarones, langostinos y cangrejos (y también en hongos y algas). Industrias como la textil, la del procesamiento de alimentos y la del tratamiento de aguas residuales lo usan para la manufacturación. También tiene demanda en la industria del desarrollo de productos cosméticos, y es usada en pastillas para la reducción de peso y en medicina regenerativa y antiinflamatoria, entre otras.
  • Otros: De los restos del procesamiento de pescado para la alimentación humana –sobre todo de vísceras, pieles, escamas y espinas– también se producen industrialmente productos como cuero, fertilizantes, combustible biodiésel y más recientemente substitutos del plástico. Además, un uso muy reciente de la piel de Tilapia es su aplicación efectiva para el tratamiento de quemaduras. Al tener un alto contenido en colágeno y una estructura similar a la piel humana, ayuda a regenerar el tejido mediante injertos temporales a modo de apósito.

Los usos de los subproductos del pescado son numerosos y en EASYFISH hemos querido aprovecharlos al máximo. Comercializamos sobre todo con la piel y escamas de la Tilapia para su uso industrial como colágeno y gelatina. Esta economía circular nos permite aprovechar casi en su totalidad la Tilapia que producimos y no malbaratar ninguna de sus partes.

Easy Fish Group

Comparte el artículo

Los trimmings o formas de cortar la Tilapia: ¿Conoces los distintos tipos?
Recomendaciones para importar desde China

BLOG

Easyfish Group

  • S’aproxima una de les dates més desitjades per Easyfish. Durant els dies 23, 24 i 25 d’abril estarem presents a la Barcelona Global Seafood Marketplace [...]

    5 de març de 2024